jueves, 27 de enero de 2011

POR UNA ESQUINA DE LA VIDA

He visto como llegan mujeres de otras vidas.

Mujeres que pasan a mi lado,
doblando orillas de hombre,
zurciendo la esperanza de su vida.

Tú no llegabas.
¿Te escondías?

En mis sueños llegué a mirar
que la inquietud te despertaba,
y en el cielo de tus ojos
las nubes aceradas
transitaban en sospechosa calma.

Despertaba con un tal vez,
y en la boca un resabio de la oscuridad de tu trenza.

Estoy en está esquina,
viendo pasar a las mujeres,
que vienen hilando su camino.
Y no te veo.
Quizá nada es cierto.
Nada, sólo fantasmas que durmieron en mis ojos.

Pero sigo esperando  que cruces.




1 comentario:

Nocheluz dijo...

Me encanta esta poesía. Un abrazo mío...